Encausando Letras

Tecnologías en el aula con un gramo de esperanza

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tecnologías para la educaciónCuando nace el CAD (Centro de Aprendizaje Digital), un proyecto de la asociación civil Kórima Converge, una tarea diaria ya desde hace 1 año de manera más intensa, ha sido la de actualizarse y conocer las distintas tecnologías de la información y comunicación (TIC) como herramientas de apoyo en la educación. La lista es interminable y sus aplicaciones en nuestro entorno muy pocas. Las hay desde los sistemas LMS (Gestores del Aprendizaje) hasta los Entornos de red social, tutorías, wikis, edublogs, los foros y muchas otras herramientas puntuales de apoyo además en actividades y educación especial.

El aprendizaje ha sido mucho en todos los sentidos y en su mayoría muy gratificante, aunque hay que decirlo también, en otros, desalentadores al avanzar con pasos cortos ante una avalancha de información y la multiplicación casi desenfrenada de muchas más posibilidades con más propuestas que invitan y le apuestan a un aprendizaje colaborativo y ubicuo, mientras que muchos pareciera que no nos damos cuenta o simplemente no es nuestro tema.

No es un trabajo que tengamos que hacer solos, estoy conscientes de ello, requerimos esencialmente de la participación y compromiso de maestros, padres de familia y evidentemente los estudiantes. Nuestros hijos e hijas. El hacer comunidad se convierte en la primera tarea en este proceso si queremos avanzar.

Algo muy importante es que debemos trazar un plan antes de pensar de lleno en sumar la tecnología a las aulas. Todas estas herramientas tecnológicas disponibles, jamás!, pero jamás! sustituirán al maestro, menos aún al maestro con una metodología pedagógica definida.

Regálenme  un poco más de su tiempo y déjenme compartirles lo sucedido esta semana: Ocurrió que me pidieron ayuda en una escuela cerca de esta localidad para “configurar” un equipo recién adquirido. Como siempre, y de eso nadie se escapa, había que pelearse entre los recovecos técnicos de esos que son “fáciles de resolver”. En un lugar donde aún no se cuenta con señal de Internet y además no se ha pensado aún en una red local, deciden entonces que cada aula cuente con una computadora para el maestro y un proyector y para que nada se les dificulte la cereza del pastel como premio es que cada uno tenga su propia impresora. Con cero oportunidades de haber acompañado este proyecto, mucho menos de opinar en ese momento, mi reflexión es que es claro que no hay una implementación de tecnologías mediante un plan y sólo obedece a un recurso que habrá que aplicar antes de cierta fecha. ¿Qué consideraciones sugiero que deberíamos seguir ante casos similares?  Me atrevo a listar los siguientes con el ánimo además de que se nutran con sus comentarios:

  • Conocer cuál es la metodología pedagógica
  • Involucrarse como equipo de maestros en la decisión de las tecnologías como una extensión y potenciación de esta metodología y su ejecución.
  • Acompañarse de un equipo especialista en tecnologías para la educación
  • Diseñar, capacitar e implementar un proyecto de Tecnologías para la educación.
  • Ejecutar, Medir y Evaluar los resultados de esta implementación y hacer los ajustes necesarios cuantas veces sea necesario.

El camino parece largo, pero la oportunidad está cerca. ¿Qué nos toca hacer?

© 2018 - 2019 KÓRIMA CONVERGE, A.C. All Rights Reserved

Search